jueves, 4 de noviembre de 2010

Reconstrucción (XVI)

Se pasea desde la atalaya, esto es, sin mirar hacia abajo mirando hacia abajo, sin fijar la vista en las miradas mientras fijas la vista en las miradas, sin hacer caso a los semáforos haciendo caso a los semáforos.

Se pasea calculando la distancia sin calcular la distancia, danzando músicas tribales sin que nadie se entere, ajustando la curiosidad en las ventanas encendidas sin ser curioso. De esta manera se pasea.

Se pasea en medio de la noche cuando es de día, a plena luz del sol cuando es de noche, recordando los carteles publicitarios sin recordarlos, malviviendo las horas en el deleite del avance hacia el destino.

Se pasea siendo certero cuando la puntería te abandona.

1 comentario:

  1. Se pasea por escapar a la opresión, ignorando que se lleva al tirano dentro.

    ResponderEliminar